Tecnología y competencia

Sistema de control de vía (LGS)

Sistema de control de vía (LGS)
Lane Guard System

Más seguridad vial gracias al control de carril

En trayectos largos y monótonos o en viajes nocturnos la atención del conductor disminuye e incluso puede tender a rendirse al sueño durante unos segundos. El Lane Guard System (LGS) controla si el vehículo se mantiene correctamente en el carril y proporciona así más seguridad y mayor confort en la conducción. Si se abandona el carril sin accionar el intermitente, una señal acústica avisa al conductor.

Funcionamiento y manejo

A través de una cámara de vídeo, situada detrás del parabrisas, se captan las líneas de señalización de carril y se evalúa la posición de marcha del vehículo en relación a la delimitación del carril. Si se traspasa la línea de señalización del carril sin haber accionado antes el intermitente, se avisa al conductor mediante un «ruido de bandas sonoras» a través del altavoz de la puerta correspondiente al lado del abandono de carril. El sistema se activa automáticamente a más de 60 km/h y puede desactivarse mediante un interruptor. El aviso se activa por debajo de los 75 km/h en los bordes interiores y a más de 75 km/h en los bordes exteriores de las líneas de delimitación de carril. Si no pueden emitirse avisos, p. ej., porque faltan las líneas de delimitación de carril, se avisa al conductor en el bloque de lámparas de control o en la pantalla con una indicación destacada.