Camiones 

Éxito en las pruebas de los sistemas MAN de asistencia al conductor: reducción del consumo de combustible, aumento de la seguridad

El ensayo práctico europeo euroFOT confirma la eficacia positiva de los sistemas electrónicos MAN de asistencia al conductor en el tráfico rodado real.

El ensayo práctico ha mostrado que los sistemas MAN de asistencia al conductor no solo proporcionan un aumento de la seguridad en el tráfico rodado diario, sino que también repercuten de forma positiva en el consumo de combustible. Durante el período de prueba y utilizando el control de la velocidad de crucero (Adaptive Cruise Control o ACC), los camiones consumieron, de media, cerca de un 2 % menos de diésel. MAN ha participado en este proyecto de investigación de cuatro años con un total de 57 camiones de 21 empresas de transporte. En los transportes de larga distancia dentro de Europa, los vehículos se equiparon con los sistemas MAN de asistencia al conductor Adaptive Cruise Control y Lane Guard System (LGS) y recorrieron hasta el final del ensayo práctico, en junio de 2012, más de 7,5 millones de kilómetros. Lo que se estudiaba era la eficacia de los sistemas electrónicos de asistencia al conductor en tráfico rodado en relación con los factores de seguridad, medio ambiente, aprovechamiento y aceptación por parte del conductor. El ensayo práctico se realizó en tres fases: tras la fase de especificación, junto con el servicio piloto, se inició el ensayo de prueba, de una duración de 16 meses. En este se analizó el comportamiento de la marcha, primero sin sistemas de asistencia y, a continuación, utilizando el control de la velocidad de crucero (ACC) y el sistema de advertencia de abandono del carril (LGS). Además, se recogieron todos los hallazgos subjetivos de los conductores, la información sobre la influencia y beneficios de los diferentes sistemas en el día a día. El ensayo práctico finalizó con un estudio de impacto.

Para el registro de los datos obtenidos durante la marcha, los camiones se equiparon con registradores de datos, que transmitían los resultados para su posterior tratamiento a un servidor central del proyecto. En colaboración con los socios del proyecto y con expertos de MAN, se evaluaron y analizaron los datos. Tanto los resultados del ensayo práctico como la valoración de los conductores muestran claramente la positiva influencia de los sistemas MAN de asistencia al conductor en el tráfico rodado real.

Resultados del ensayo práctico

Usando el control de la velocidad de crucero, se redujeron en más de un 35 % sucesos críticos como, por ejemplo, volantazos o frenadas bruscas. La cantidad de distancias críticas con respecto al vehículo que circula por delante se redujo de media un 50 %. En un trayecto de unos 600 kilómetros, equivalente a una ruta diaria típica en el tráfico de larga distancia, sin utilizar el control de la velocidad de crucero, se presentaban seis sucesos críticos. Al utilizar el ACC, esta cifra se redujo a un solo suceso. El ACC contribuye a la conducción ecológica. Así, durante el tiempo que duró el ensayo, el consumo de combustible de los vehículos utilizados disminuyó en aproximadamente un 2 %, mientras que la velocidad media aumentó cerca de 1 %. La utilización del sistema de advertencia de abandono del carril convenció por una mejor permanencia en el carril así como por un comportamiento de dirección más tranquilo. El LGS también influyó positivamente en la disposición de los conductores a encender los intermitentes para indicar un cambio de carril.

Resultados de la encuesta a los conductores

Los resultados de las encuestas a los conductores corroboran los hallazgos positivos a partir de los datos recogidos del ensayo práctico. Un 94 % de los conductores sintió un claro aumento de la seguridad con el Adaptive Cruise Control. Un 77 % de los encuestados señaló la comodidad de viajar con el ACC. La mayoría de los encuestados utiliza el ACC lo máximo posible, preferentemente al conducir por autopista y carreteras nacionales. Los conductores también encontraron de gran ayuda utilizar el ACC en tramos con prohibición de adelantamiento, así como al conducir de noche y bajo condiciones meteorológicas adversas. Bajo estas condiciones, también les convenció el uso del LGS. Al comprar un camión nuevo, que el vehículo esté equipado con ACC es el primer requisito de los conductores. En total, los encuestados consideran el control de la velocidad de crucero como uno de los sistemas de asistencia más importantes en un camión.

El control de la velocidad de crucero (ACC) y el sistema de advertencia de abandono del carril (LGS) se ofrecen en las gamas pesadas de camiones y, en lo sucesivo, en los autocares de MAN y NEOPLAN. Para los nuevos vehículos TG de las gamas media y ligera, también está disponible el LGS. Los hallazgos obtenidos a partir del ensayo práctico servirán para la optimización y el desarrollo de los sistemas MAN de asistencia al conductor. Asimismo, los datos ya se están utilizando para los análisis de requisitos de otros proyectos.

euroFOT, el primer ensayo práctico a gran escala en Europa de sistemas de asistencia al conductor (First European large-scale Field Operational Test on Driver Assistance Systems) es un amplio ensayo práctico a nivel europeo con sistemas vehiculares activos e inteligentes. A lo largo de este proyecto que empezó en mayo de 2008, se han equipado más de 1000 turismos y camiones con diferentes tecnologías inteligentes que contribuyen de una forma más eficiente, segura y cómoda al tráfico rodado. En este proyecto de investigación participaron un total de 28 empresas e instituciones de diez países distintos y se probaron diferentes sistemas de asistencia que ayudan al conductor a reconocer a tiempo los peligros presentes en el tráfico rodado y que aumentan la seguridad.