Camiones 

La nueva MAN TGE: soluciones a medida en la IAA

Vans to go: furgonetas carrozadas «de fábrica» // Amplia variedad: tres carrocerías diferentes para un uso profesional

La superficie de carga y el sobrechasis del volquete trilateral están fabricados con acero de alta resistencia (HSS High Strength Steel).
La superficie de carga y el sobrechasis del volquete trilateral están fabricados con acero de alta resistencia (HSS High Strength Steel).

En la IAA de este año, que se celebra en Hannover entre el 22 y el 29 de septiembre, MAN presenta, por primera vez al público general la TGE. Con la insignia de la marca, la nueva TGE se posiciona en el sector de vehículos comerciales con una masa total admisible de entre 3,0 y 5,5 toneladas, y se convierte en la primera solución de MAN para los trabajos diarios en el sector de la mensajería y el transporte ligero. Así podrá verse en el stand de MAN, pabellón 12, con tres soluciones de carrocería distintas.

Hecho para la industria y el comercio: a principios del próximo año, MAN lanzará la venta de un nuevo vehículo de transporte. Su nombre: TGE. Con dos distancias entre ejes distintas, tres alturas y tres longitudes de vehículo, las carrocerías se podrán adquirir en formato de furgón y combi acristalado, pero también en chasis con cabina simple o doble. Independientemente de las amplias posibilidades de serie, MAN presenta en la IAA de este año tres soluciones de carrocería para los sectores de la construcción, la mensajería y los servicios, dejando claro de este modo que MAN no tiene comparación en la oferta de soluciones a medida, trabajando siempre codo con codo con carroceros certificados por MAN.

Paralelamente a las numerosas soluciones de carrocería posibles, MAN ha desarrollado también el módulo de ventas «Vans to go» para el sector de furgonetas. El concepto incluye vehículos listos para su adquisición con carrocerías certificadas por MAN. La idea fundamental es que la disponibilidad inmediata permita al cliente desempeñar su trabajo sin demora (48 horas desde la entrada del pedido hasta la entrega). Por otra parte, el cliente se evitará los complicados procesos posteriores de configuración de las carrocerías especiales. Además, estos vehículos específicos para determinados sectores garantizan que el vehículo disponga de serie de los equipamientos necesarios, o, como mucho, se deba realizar una pequeña personalización. La comercialización de los vehículos «Vans to go» se implementa prácticamente en toda Europa, realizándose a través de una plataforma de Internet propia. Otra ventaja es que MAN realiza también los trabajos de reparación y servicio técnico en sus carrocerías y ofrece productos financieros que faciliten su adquisición.

MAN no tiene comparación en la consecución de soluciones a medida, trabajando siempre codo con codo con los carroceros certificados por MAN.
MAN no tiene comparación en la consecución de soluciones a medida, trabajando siempre codo con codo con los carroceros certificados por MAN.

En la IAA, MAN muestra las diferentes posibilidades de la MAN TGE con tres carrocerías diferentes. En primer lugar, presenta un volquete trilateral de la marca Scattolini, cuya superficie de carga y el sobrechasis están fabricados con acero de alta resistencia (HSS High Strength Steel). La superficie de carga puede bascularse hacia la parte trasera o hacia los laterales mediante la preselección manual del punto de rotación. Los laterales de aluminio tienen una altura de 400 mm y, gracias a su construcción modular, que facilita las reparaciones, están provistos con elementos de cierre que se pueden intercambiar con rapidez. Además, el portón trasero se desengancha de forma automática durante la basculación. Los elementos deslizantes y las guías interiores, fabricados en nailon reforzado y teflón, son autolubricantes y, por ello, presentan un bajo desgaste y una gran durabilidad. Con el fin de proteger y asegurar los objetos de mayor longitud y las cargas más pesadas, se emplea un portabarras y una pieza adicional en la pared frontal con orificios de amarre reforzados. De manera opcional, es posible incorporar un portabarras trasero. Hay suficientes puntos de anclaje en forma de ojales retráctiles en el suelo del volquete. El pistón cromado y bruñido del sistema hidráulico garantiza la máxima resistencia al desgaste y a las condiciones climatológicas adversas. La manipulación se realiza de forma analógica a través de un cuadro de botones con un cable en espiral. La carrocería se completa mediante una caja de herramientas de PVC con un sistema de cierre por gravedad.

Sirviéndose de una furgoneta cerrada con distancia corta entre ejes y techo de altura media, la empresa alemana Sortimo, con sede en Zusmarshausen, ha demostrado la puesta en práctica de un innovador concepto de fijación de carga con los sistemas de mecanismos FlexRack y ProSafe. El compartimento de carga, de unos 11,3 m3, incluye una ampliación verdaderamente funcional para la carga, similar a la empleada en los servicios clásicos de mensajería y paquetería, pero lejos de la estándar. En el lado izquierdo del espacio de carga hay una estantería montada de la línea de productos FlexRack de Sortimo fabricada con material compuesto de fibras de alta calidad para colocar paquetes y otras mercancías de transporte y asegurarlos correctamente. Esta estantería ofrece una capacidad de carga extraordinariamente elevada de 120 kg. Si en algún transporte no son necesarias las estanterías, estás pueden plegarse y fijarse a un lado. La pared lateral derecha está provista con rieles de amarre, de modo que mediante las correas de amarre ProSafe de Sortimo pueda fijarse otra carga voluminosa en muy poco tiempo. El suelo SoboGrip ProSafe cuenta con una gran cantidad de ojales de anclaje integrados para la sujeción de las cintas de amarre y los tensores. Además, los ojales de amarre integrados en el suelo permiten una fijación de la carga perfectamente ubicada, de modo que se respeten las normas de distribución de la carga sobre el eje. De manera complementaria, los cuatro tensores permiten sujetar perfectamente las mercancías voluminosas gracias a su perfil cuadrado.

Sobre la base de una furgoneta acristalada de escasos seis metros de longitud, y en colaboración con la empresa Bott, nace un vehículo de asistencia cuyo equipamiento para los trabajos externos satisface cualquier deseo imaginable. En el compartimento interior transitable, sobre un suelo de madera contrachapada de nueve capas, antideslizante y recubierto con una capa de resina sintética, hay un pequeño taller que, junto con los cajones, las baldas abatibles, los compartimentos y los tableros de trabajo, ofrece una superficie útil de trabajo de unos 3,4 m2. Equipado con una rampa de acceso plegable que soporta 450 kg y un tablero de trabajo con un tornillo de banco giratorio, se ha concebido especialmente para el motociclismo de competición. El equipamiento lo completan numerosos compartimentos para piezas pequeñas en cajas de transporte, bandejas portaobjetos con goma blanda y soportes especializados, así como compartimentos de suelo abiertos y cerrados con diferentes sistemas destinados al aseguramiento de la carga para, por ejemplo, las piezas de recambio que puedan transportarse en el vehículo. La consecuente concepción de una construcción ligera por parte la empresa Bott conserva además la elevada carga útil de la TGE. Contando la protección del espacio de carga, como puedan ser los suelos, el plafón y los revestimientos de paredes, y la robusta rampa de acceso, este taller móvil, que en caso necesario dispone de una buena iluminación con cinco luces LED, pesa tan solo 320 kilos. Con ello, deja espacio suficiente para una motocicleta, piezas de recambio y equipamiento adicional.